martes, 19 de enero de 2010

Mejor en casa (y II)



He aquí la segunda entrega de cine de hace poco visto desde el sofá. No tenía previsto escribir una segunda entega, pero se quedó fuera el mejor film que he visto en tiempo y no quería dejar una impronta tan negativa a los miles de lectores de este blog.

- 'Escondidos en Brujas': La peli de la que hablaba aquí arriba. Cine de gángsters cutres pero con honor que vira en seguida a un relato emocionante -en toda la amplitud de la palabra- y tocado por lo que antes se solía llamar 'una extraña belleza'. Gran triángulo actoral conformado por Colin Farrell, Brendan Gleeson y Ralph Fiennes, además de Jordan Prentice, un intérprete enano que sólo sale en buenas películas.

- 'Funny games': Michael Haneke repite 10 años después su película austriaca del mismo título con una versión made in USA y en inglés que calca plano por plano la original. En este sentido, interés cero; es más, con los actores desconocidos de la primera versión me metía más en el asunto que con Tim Roth y Naomi Watts. En cualquier caso, 'Funny games' -la que sea- es el horror desnudo, la crueldad en estado puro. No recomendable a espectadores muy sensibles.

- 'Hairspray': Otro remake, aunque éste más libre. Distraído musical más inspirado en el espectáculo de Broadway que en el original film de John Waters de los años 80. Televisión, concursos de baile, primeros 60 y cuestión racial. Lo de Travolta travestido de gorda no pasa de anecdótico al lado de gente como Christophe Walken, Michelle Pfeiffer o Queen Latifah. Los tremendos números muisciales hacen que veas luego 'Fama, a bailar' como quien ve jugar al Polvoritense después del Barça.

- 'Appaloosa': Un western con Ed Harris, Viggo Mortensen y Jeremy Irons dirigido por el primero parece a priori una apuesta segura para el amente del género, pero... falla algo. No es una mala película, pero la influencia erótico-festiva sobre la trama que ejerce el personaje de René Zelwegger no acaba de estar bien hilada y altera la cadencia de un largometraje, por otra parte, sobrio y artesanal.

Vídeo del día: 'One life stand', HOT CHIP

5 comentarios:

Nicodemo dijo...

No entiendo ese ataque gratuito al Polvoritense, equipo honrado como el que más y que, desde hace años, practica un juego precioso y colorista.

Sobrevalorado dijo...

Lástima que "ese juego precioso y colorista" no sea el fútbol.

hostiamor dijo...

Peor aún para Jeremy Irons es la influencia erótico-festiva de Loles León rompiéndose pelvis y muñeca en su habitación de hotel.

neus dijo...

¿Loles Leon es lo mejor que encontró Jeremy Irons en la noche madrileña???Ay, qué mal vas, Jeremy, con lo que tú has sido.....!!!!
¿Y cómo le explica a su mujer lo que hacía la Leon en la habitación???
Ha visto, Sobrevalorado, cómo va degenerando la cosa???

Sobrevalorado dijo...

Para añadir interés al debate, aportaré que una vez hablé por teléfono con Loles León y es una de las tres personas más estúpidas con las que he heblado.

Por otra parte, viendo a la Loles, la señora Irons sabe perfectamente que su Jeremy le es fiel. En caso contrario, anda que no le saldrían planes mejores.