jueves, 29 de enero de 2009

Producto nacional



Excusen la tardanza. Es que tenía lío. Bien, les informo someramente de los dos primeros conciertos de 2009, inspirados por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, que exhorta a consumir productos españoles. Hícele caso y acudí a una repleta La 2 de Apolo a ver a Sr. Chinarro, lo que ahora resulta un placer cuando hace unos años era casi una tortura.


Antonio Luque bebe vino a morro -hay cosas que no cambian- pero no se le va la cabeza como solía. Su disco de 2008, 'Ronroneando', mantiene el estado de gracia de sus dos antecesores, 'El mundo según' y 'El fuego amigo', con prodigios de inspiración como 'Los Ángeles' o 'La resistencia', y perlas -'El gran poder'- que parecen extraídas del mejor cancionero de Robert Smith.


A veces sobrevuela cierta sensación de monotonía -contra esa voz no se puede luchar-, pero Sr. Chinarro ha elaborado en directo un sonido propio con guitarras entretejidas que apunta alto y le sitúa a años luz de sus conciertos-espantá tan habituales hace unos años. Así que notable alto.


Una semana después, cita en Apolo para ver, once again, a Lori Meyers. Confieso que fui a regañadientes, ya que los dos bolos de los granadinos que he visto en los últimos meses no invitaban a repetir la experiencia. Mas, para mi sorpresa, el asunto tomó otros derroteros, con un sonido más depurado y no esa apisonadora que armaba un ruido de mil demonios destrozando unas melodías pensadas para una instrumentación menos rockista.


Además, dado que el concierto era de esos que ahora se llevan esponsorizados por una firma comercial -de vinos, en este caso- y tenía una duración limitada, el balance aún resultó más positivo. Sí, amigos, lo de lo bueno, si breve, va a misa. Y cada vez más. Total, hora y 15 minutillos con un aforo próximo a los 3/4 de entrada y la constatación que la sala Apolo cambia. Los baños están ahora donde antes se aposentaba el guardarropa. Más detalles en próximas entregas.


Cierro el tema Lori Meyers con la constatación de que su tercer y último disco, 'Cronolánea', que se sale un poco de los aires Brincos de los dos anteriores, resulta bastante indigesto con la excepción de dos singles que que son dos cañones: 'Luces de neón' y 'Alta fidelidad'. Y aún me pregunto para qué sirven dos baterías tocadas al unísono.


Vídeo del día: 'Del montón', SR. CHINARRO

5 comentarios:

ausente dijo...

Lo de los baños y el guardarropa me tiene fascinada. Son las cosas de las que los demás no hablan

neus dijo...

Mire qué curioso! El concierto de unos lo patrocina una marca de vinos, y el otro "bebe vino a morro", según sus propias palabras....podrían haberse intercambiado el patrocinador, y así le sale gratis a Antonio Luque.
Me alegra que esté de vuelta. Espero que se lo crea si le digo que le echábamos de menos!

Nicodemo dijo...

No posteaba porque tenía usted lío? Así en genérico o tenía usted "un" lío concreto?

Anónimo dijo...

Estimado don Sobrevalorado, he aquí la cuestión:

Qué le parece el grupo Arcade Fire? Supongo que los conocerá, yo los acabo de descubrir y me tienen.... fascinado. Un grupo curioso.

Por cierto que el cantante me recuerda mucho a Rick de la mítica serie "Els joves" con unas arrobas de más.

Salud
El Recomendado

Sobrevalorado dijo...

@ neus; Muchas gracias por sus sentidas palabras.

@ Nicodemo: Lío en general.

@Recomendado: Gran grupo, no cabe la menor duda. Con un éxito imprevisto para la música que hacen, y con un inminente tercer disco que será un poco la reválida para ver qué quieren ser de mayores. Le recomiendo que los vea en directo: una fiesta verbenera que no descuida la música.