martes, 10 de noviembre de 2009

Concierto 2.0



Ver a los Fleshtones en directo una vez al año debería estar subvencionado por la Seguridad Social. Porque, como los buenos vinos, mejoran con el tiempo. Ay, vaya topicazo... En fin, poco que añadir a lo ya apuntado en mayo del año pasado, sólo que esta vez fue mejor y cambiando la sala KGB por la 3 de Razzmatazz.

El detalle no resulta baladí ya que este último local permite a los músicos bajar al fregado y subir de nuevo al escenario sin mayores problemas, mientras que en la sala de Gràcia la existencia de una valla lo hace más difícil. El resultado de esta libertad de movimientos fue una continua presencia del guitarrista, Keith Streng, tocando -como Dios- entre la masa subido a una caja.

¿Les parece peculiar? Eso no es nada. En un momento dado, el concierto-fiesta llegó al delirante extremo de que guitarrista y bajista aparcaran sus instrumentos y, en mitad de la platea, se retaran a un duelo de flexiones jaleado por el respetable. Sí, como lo leen... Y encima, les salieron imitadores. Vamos, lo que se dice un concierto interactivo, o mejor, 2.0.

Vídeo del día: 'Shadowline', THE FLESHTONES

4 comentarios:

Amanda dijo...

¿usted también hizo flexiones o era de los que jaleaba?

Nicodemo dijo...

Pero si estos tíos deben tener 120 años, Daimiel !!!!!!

hostiamor dijo...

Como los buenos vinos con el tiempo ¿qué?
Creo que ha omitido un mejora.

Sobrevalorado dijo...

Ay, es verdad. Falta el 'mejoran'. Gracias.

Y no, yo no estoy para hacer flexiones en público.