jueves, 18 de octubre de 2007

Dios nos ha abandonado



Mick Jagger ha editado un álbum recopilatorio con lo mejor de su carrera en solitario. Vale, ya se pueden reír. Porque la cosa tiene gracia. Y es que la trayectoria del vocalista de los Stones sin sus compinches no da para un 'grandes éxitos' ni para un 'algunos éxitos'. ¿Pero de qué éxitos estamos hablando?


De acuerdo, obviemos la faceta comercial del asunto y pensemos en lo mejor de su carrera desde el punto de vista artístico. Pues nada, a reírse de nuevo. Como stoniano de pro, estoy legitimado para afirmar que los discos en solitario de Jagger son igual de infumables que los de Paul McCartney o Phil Collins, por poner dos ejemplos con cierta similitud.


Porque 'Memo from Turner' (70), un tema de la película 'Performance' en el que cuenta con la guitarra de Ry Cooder, palidece frente a lo que editaban los Stones en aquella época. Y su dúo con Bowie a cuenta de 'Dancing in the street' suena patilludo y sobreactuado, a años luz del original de Martha and the Vandellas.


Eso sí, lo peor son sus álbumes. Desde 'She's the boss' (85) hasta 'Goddess in the doorway' (01), son malos tirando a malísimos, con la única salvedad de 'Wandering spirit' (93), que podría rozar el aprobado.


Encima, con el entramado promocional que acompaña el lanzamiento del nuevo disco, uno se ha enterado de que la única canción realmente buena de su discografía, 'God gave me everything', firmada a medias con Lenny Kravitz, le debe mucho más -casi todo- al mulato de las rastas que a Mick.


Quizás ustedes piensen que vaya desgracia que la carrera en solitario de este hombre sea tan patética. No se equivoquen, es una bendición. En 1985, Jagger había roto con Richards y veía que el futuro era de los solistas en un plano más pop: Michael Jackson, Prince, Madonna. Vamos, que se planteaba el salto al mainstream como Bowie había hecho dos años antes con 'Let's dance'.


Gracias a que parió dos sucesivos truños como 'She's the boss' y 'Primitive cool', que sólo yo y algún despistado más compramos, Mick hizo las paces con Keith a finales de los 80 y los Stones continuaron en activo. Así que no hay mal que por bien no venga.


¿Necesitaba la Humanidad un recopilatorio de Mick Jagger? ¿Y una gira de The Police? ¿Y las películas de los Cuatro Fantásticos? ¿Y los libros de Asha Miró? ¿Y la segunda trilogía de 'Star wars'? Si Dios existe, nos ha abandonado.


Tema del día: 'Just another night', MICK JAGGER


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo mio, con star wars no te metas, ya sebemos q no es como la primera, pero son peliculas de aventuras espaciales Q A MI ME MOLAN

profano dijo...

Querido relator, no sobrevalore... Que sería de la humanidad sin Anakine Skywalker?... una inmensa NADA galáctica.

Sobrevalorado dijo...

Para anónimo: A mí también me gustan las pelis de aventuras espaciales, sobre todo las BUENAS.

Para profano: Exacto. No pasaría nada si no hubiéramos conocido a Annakin Skywalker salvo embutido en el traje-sarcófago de Darth Vader.

Anónimo dijo...

Menos star wars , y más albondigas en remojo.
Eso sí, recomiendo la revisión inmediata de la versión turca de la guerra de las galaxias.
Eso es pirateo y no el emule,y para más inri la música es la de...Indiana jones!!!!!
y despues dicen que la culpa de todo es de los kurdos.