martes, 23 de octubre de 2007

Veinte años de ignorancia



No sé en qué estaría yo pensando en 1987, pero entre mis preferencias musicales de por aquel entonces no se hallaban los Wedding Present. De hecho, a este histórico conjunto del indie rock no le había prestado demasiada atención hasta el pasado sábado, día en que hube de lamentar estos 20 años de ignorancia.


Bien, empecemos por el principio. El fin de semana pasado, la Sala Apolo acogió dos veladas de música para paladares exigentes bajo el epígrafe de Rockdelux Music Weekend y los auspicios de la revista homónima. El viernes, me informa O., lo más destacado fue el norteamericano Elvis Perkins, mientras que la recuperación de 'Qualsevol nit pot sortir el sol' por parte de Sisa y el romance (¿artístico?) de Nacho Vegas y Christina Rosenvinge no dieron para mucho.


El sábado abría fuego Eef Barzelay, antiguo cantante de Clem Snide y autor de dos discos interesantes. No me pregunten cómo fue la cosa, que yo a las 20.00 estaba viendo el Villarreal - Barça. Sí, ya, total... Al descanso, opté por irme al concierto. Entré y acababa de empezar Kurt Wagner, el alma mater de Lambchop, uno de los mejores grupos de los 90 en esto de conjugar el folk rock con aires country.


El amigo Wagner -hagan chistes con invadir Polonia si quieren- ofreció un bolo discreto, él solito a la guitarra, sentado y con unas cuerdas de tender en las que depositaba las hojas en las que llevaba no sólo las letras de sus canciones sino también los acordes. Vi media horita y no me quedé con ganas.


Y ahora, el habitual inciso. Para alguien que fue solo antes a un concierto de rock que al cine, acudir sin compañía a una actuación no tiene mayor importancia salvo por un pequeño detalle. Los que no fumamos y no sabemos qué hacer con las manos tenemos (algunos) la mala costumbre de sostener un vaso. Si encima sólo conversas con las camareras y con mi querida A., a quien me encontré por allí, lo más probable es que uno acabe bebiendo más de lo aconsejado.


Será por ello tal vez , y vuelvo a la música, que The Wedding Present me causaron una impresión tan grata. Apoyado en una barandilla en el lateral del escenario, pude ver de cerca a un grupo que interpretó íntegro para la ocasión su primer álbum -'George Best', uno de los mejores títulos y portadas de la historia- y alguna perla suelta de su repertorio, como la única canción que servidor conocía, 'Kennedy'.


Leo por ahí que la formación actual no tiene nada que ver con la original, salvo el líder, David Gedge. Así que no puedo comparar, pero la version de 2007 resulta imparable sobre un escenario con ese arsenal de canciones pop tocadas a toda velocidad. Melodías irresistibles, lirismo arrebatador y, sobre todo, mucha energía. Simplificando, podrían ser los Smiths con el vigor de The Jam.


Para cerrar, el habitual detalle de mal gusto tan propio de este blog. La bajista, Terry de Castro, me pareció un pedazo de mujer con enorme atractivo. Y muy aplaudida también fue la road manager de la banda, con las mejores piernas que uno ha visto en años.


Tema del día: 'My favourite dress', THE WEDDING PRESENT


2 comentarios:

Nicodemo dijo...

Completando el "habitual detalle de mal gusto de este blog" (sin duda uno de los motivos por los que algunos de sus lectores le seguimos con devoción) debo decir que el tiempo no pasa por Christina Rosenvinge y que sigue guapísima.

Y ya que estoy aquí, aprovecho la entrada de hoy para apostillar sobre la de ayer y sobre "el nuevo País". Tres días después de su presentación en público creo que ya tengo opinión sobre la renovación a la que PRISA ha sometido a su buque insignia y que la vuelta de tuerca ha convertido el diario en mucho más sesudo y reflexivo de lo que ya era, cosa normal en esta época de diarios gratuitos y internet, y que está muy bien si tienes mucho tiempo. Si sólo puedes hojear (u ojear) el periódico... bufff!!!!

Un detalle que no me gusta: la eliminación de los "lids" (o "leads": que cada uno lo escriba como quiera).

Anónimo dijo...

y eso que las consumiciones se las traen... 4 euritos una cerveza!!!

Eef Barzelay, por cierto, estuvo..... correcto

un placer verte
A.