lunes, 28 de abril de 2008

Doblete



La actividad se me amontona en estos días primaverales, y la pretemporada del 'homo festivalensis' -un mes para el PS- supone en ocasiones tener que hacer doblete. Hablo de música, malpensados, y de la jornada vespertina del viernes pasado, con doble bolo incluido.


Con X. de escudero, este bloguero se plantó en la sala Castelló antes de las 20.00 para asistir a la actuación de Russian Red, nombre de guerra de una jovencita que lleva por nombre Lourdes Hernández. La chica ha sido bendecida por los dioses con una voz preciosa y un talento para escribir canciones que dejan clara la diferencia entre sensibilidad y sensiblería. Su primer álbum, 'I love your glasses', acaba de editarse y ya es el nuevo hype del gafapastismo militante.


Joanna Newson -más- o Cat Power-menos- podrían ser una referencia para situar a la muchacha. Y lata de sardinas serviría para definir la sala Castelló, donde un público algo infantiloide optó por sentarse en el suelo ya que habían quitado para la ocasión las sillas. Servidor, que previsoramente se había apalancado una columna para reposar la espalda, acabó semiaplastado entre la columna y una elefanta de 100 kilos que le tocó delante.


En fin, cosas del directo. Además, el día en que nos curamos en salud y colamos cerveza en el recinto reparamos en los nuevos carteles que prohíben introducir bebidas en la sala. Así que soplar medio recostado y expuesto a que te vean y te echen mientras disfrutas de un concierto lánguido y pastoril tiene su miga.


Recapitulando, notable muy alto para la chica y sobre todo para su acompañante a la guitarra, un chavalín con gran dominio del trémolo y los pedales. Sí, amigos, tocar las seis cuerdas hoy en día se parece bastante a pilotar un Boeing.


Mientras se preparaba la proyección de un videoclip, Sobrevalorado y acompañante tomaron las de Villadiego y salieron raudos hacia el Apolo previo paso por la salchichería aledaña. Engullido el bocadillo, entramos en la sala y constatamos: a) que estaba al 90% de su capacidad y b) que éramos dos de las cinco personas más mayores del local.


No crean que ni a X. ni a mí nos preocupa el tema. Nuestro espíritu -y aspecto- rabiosamente juvenil están fuera de duda. Lo curioso era comprobar que los granadinos Lori Meyers han doblado su poder de convocatoria en Barcelona desde su anterior gira. Y su nuevo y masivo público, alrededor de los 20 años, es el que encumbra mediáticamente a un artista. De hecho, el clip de 'Luces de neón' puede verse estos días en las TVs musicales con facilidad.


Al lío. Sale la banda y aquello empieza a atronar como si en vez de una banda de pop guitarrero de resonancias clásicas fuesen los nuevos Motörhead. ¿Exagero? Sólo un poco. Desde luego, tres guitarras en escena y ¡¡¡dos baterías!!! tienen escasa justificación en este género. Como no podía ser de otra manera, el grupo patinó envuelto en su propia barahúnda.


Asimismo, 'Cronolánea', su tercer disco, no mejora el legado de los dos anteriores. Sólo la citada 'Luces de neón' y 'Alta fidelidad' elevan el nivel de un álbum bastante previsible. Y precisamente la segunda, el tema más rockero de su discografía, fue despojada para su interpretación de una guitarra eléctrica y reducida en su fiereza original.


Tampoco fue un mal bolo. Saben tocar y se han profesionalizado bastante, pero ahora suenan más estandarizados, más como... cualquier otra cosa. La diferencia resultó obvia cuando desempolvaron sus temas más clásicos, más sixties, más Brincos. La muchacahada, no obstante, lo aplaudió y lo jaleó todo, así que pueden poner en cuarentena estas opiniones. Como decía aquel disco de Elvis, "50 millones de fans no pueden estar equivocados".


Tema + vídeo del día: 'Cigarettes', RUSSIAN RED



3 comentarios:

Amanda dijo...

.. qué chica tan mona, qué monos... qué naif, qué sexy me resulta el vibráfono... xilófono?... en fin, lo de las laminitas!

Geert dijo...

Sobrevalorado, Vuestra merced escribe bastante bien y lo sabe. Pero por favor, aunque la use con fines irónicos, el "rabiosamente" ¡nooooooooooooo! Le esperamos en el chilango.

Sobrevalorado dijo...

Hombre, güey... yo creo que con ironía funciona... pero vamos, tomo nota.

A todo esto, y perdonen los demás el offtopic, le informé de las fechas de mi viaje en un mail que no ha obtenido respuesta. ¿Lo recibió?