martes, 17 de julio de 2007

El homo festivalensis, en manada



Y, con problemas informáticos de por medio, llega la segunda entrega sobre esa especie en extinción, el homo festivalensis. Fatigado pero decidido, nuestro objeto de estudio se plantó en el Fórum al atardecer para ver, una vez más, a Miqui Puig y su Conjunto Eléctrico. Unos 45 minutos de concierto, sin novedad sobre lo ya escrito en este blog. Y al escenario grande a ver a James.


Tremenda actuación la de los ingleses con un repertorio de pop intemporal -ese coreado 'Sit down'- que uno había olvidado ya que fuese tan bueno. Por cierto, momento bis -cosa rarísima en un festival- tras su show, ya que el grupo se empeñó en salir y hacer una canción más aunque los roadies ya desmontaban.


A continuación, el muy esperado receso para cenar tenía que verse interrumpido por la actuación de Jarvis Cocker en la carpa asesina, pero la aglomeración llevó a servidor y acompañantes a celebrar un picnic en el exterior escuchando y no viendo al ex Pulp. Sonó bien, aunque descolocó sobremanera el número final: 'Eye of the tiger', de Survivor. Sí, la de 'Rocky III'.


Cenados y ya un poco bebidos, al superescenario a por mi artista más esperado del fin de semana. The Jesus and Mary Chain. Quince años después de un legendario concierto en Zeleste, los hermanos Reid volvieron... y empezaron decepcionantes. Ya se sabe que no son la alegría de la huerta, pero aquello arrancó desganado, desacompasado y triste. Estaban a punto de llevarme los demonios, cuando, a la quinta canción, la banda se puso las pilas y empezó a sonar poderosa, agresiva y desafiante.


Mi nirvana particular llegó con 'Crackin'up', pieza en la que la parroquia se aplicó a tararear el riff con 'lo-lo-lo-lo', una de las constantes en los grandes momentos del certamen. Aún no me había recuperado de la emoción cuando llegó, entre entrañable y kitsch, el culmen nostálgico del Summercase. Nos aproximábamos a la carpa de OMD, cuando los altavoces escupieron las primeras notas de 'Enola gay' y sobrevino la locura.


El ya apuntado 'lo-lo-lo-lo', camisetas ondeando por encima de las cabezas, y una vorágine de saltos y bailes. No estuvo mal, vamos. Si alguien me llega a decir que este año iba a ver en concierto a OMD y que encima me iba a gustar tanto, me hubiera reído a gusto. Lo cierto es que sonaron bien y la voz de Andy McCluskey aún mejor. Felices y contentos, ya eran las 2 de la mañana.


Hora de otro concierto arrasador: Kaiser Chiefs. No son el grupo más sutil del mundo, pero sí uno de los más efectivos. Desde el principio, con 'Everyday I love you less and less', la cosa devino fiestón: cánticos, saltos y todas esas cosas que hacen que, a partir de una hora, un festival -especialmente si se va en grupo- se asemeje más a una verbena que a una estricta sucesión de conciertos.


Rock cervecero, contagioso e inmediato, servido con eficiencia a la hora justa en el lugar apropiado. Y, por si faltaba algo, a continuación llegaban los Chemical Brothers. En su actuación se hizo patente la falta de espacio, ya que el escenario con gradas del Fórum no ha estado nunca tan colapsado. Visto lo visto, este bloguero y su panda optaron por cerrar la noche entregándose al desenfreno del baile en la carpa en la que pinchaban The Glimmers, el relevo natural en la escena dance a 2 manyDJs.


El homo festivalensis se refugió en su cubil a eso de las 6 de la mañana con objeto de guardar energías para la migración anual que a final de julio efectúa hacia tierras castellonenses. Sí, amigos, el FIB aguarda.



Tema del día: 'Crackin' up', THE JESUS AND MARY CHAIN


7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Quién demonios son esos holigans? ¿E´res tú?

Anónimo dijo...

holigans..pero parecen majos...

josefina dijo...

derechos de imagen!!!!

Sobrevalorado dijo...

Mi querida Josefina, lea la parte de detrás de su entrada, donde pone que el poseedor de la misma acepta ser filmado, grabado fotografiado, etc. en el interior del recinto.

Haber venido protegida por los húsares. Ah, se siente...

Amanda dijo...

Dios, qué tropa.

¿Quién reclama derechos de imagen? ¿El señor del abanico?

touching the balls dijo...

No tengo palabras. Por la foto, se entiende. Vamos, parece que lo pasaste bien.

Anónimo dijo...

me hubiera gustado encontraros en ese momento, la verdad..... aunque yo como mujer lo de la camiseta casi que no lo hubiera hecho

alicia