martes, 10 de julio de 2007

Manifiestamente mejorable



A mi menda lerenda no le ha molestado todavía el trajín que se ha apoderado del centro de Barcelona con motivo del rodaje de la nueva película de Woody Allen, pero me confieso cansado ya. No tanto de la filmación en sí, que tampoco me interesa demasiado, ya que no hay nada más pesado y aburrido que un rodaje de cine, sino de la catetez mediática que lo envuelve.



Hace ya semanas que los periódicos publican, cuando menos, una fotonoticia sobre lo que hizo el día anterior el director de 'Manhattan'. Que si localiza exteriores aquí, que si se da una vuelta por tal zona por allá... hasta la saciedad. Llevamos días y días aguantando el devenir turístico del señor Allen como si fuera asunto de Estado, cuando no hacía otra cosa que comer paella y andar tocado con un gorro parecido a uno que tengo yo. Sí, los dos estamos muy monos.



Bien, ha arrancado el rodaje ya en la Barceloneta, así que supongo que si hemos tenido sobresaturación del cineasta neoyorquino, pues toma dos tazas. Además del barrio de pescadores, el film va a empezar a tomar cuerpo en algunas de las zonas más transitadas de Barcelona. Por ejemplo, el Paseo de Gracia durante el mediodía del viernes día 13. Además, cerca de Santa María del Mar se rodará en la tarde-noche del jueves 12, donde se pondrá en pie un correfoc (pasacalles con bengalas y fuegos de artificio) para la ocasión.



Sobre si resulta bueno para la ciudad o no, tengo opiniones contrapuestas. Que es un escaparate promocional de primera magnitud, no me cabe duda, pero quizás estemos llegando al límite de absorción de visitantes que Barcelona puede acoger. Bueno, ya hablé de ello hace dos días, así que no me extenderé sobre eso.



Sobre lo que sí me pronuncio es el rumbo decadente de la carrera del señor Allen. Que sí, que es muy simpático y muy majo aunque se case con su hija, cosa que, si la llega a hacer, por ejemplo, Mel Gibson, se armaba una buena. A lo que iba, salvo 'Match point', sus films de la última década son tan amables como prescindibles. De hecho, desde 'Poderosa Afrodita' (1995), y con la excepción antes apuntada, no rasca el notable.



Tampoco es que haya rodado en este tiempo ninguna calamidad, lo que no se puede decir de todos los grandes nombres del séptimo arte, pero porque le guste España y sea educado no hay que encumbrar películas tan flojitas como 'Scoop' o 'Un final made in Hollywood'. Veremos qué se le ha ocurrido esta vez y esperemos que no sea un spot de Barcelona con caras famosas de por medio.



Hablando de actores, ya conté aquí que Bardem se lo pasó como un enano en el show de los Stones hace unos días. Bien, hablemos ahora de Scarlett Johansson y de la posibilidad de que el próximo sábado suba a cantar con The Jesus and Mary Chain, que actúan en el Summercase. Ya lo hizo hace unas semanas en Coachella, un festival estadounidense, para interpretar 'Just like honey', la pieza de los escoceses que suena en una de las escenas más bonitas de 'Lost in translation'. A ver...


Tema del día: 'To bring you my love', P.J. HARVEY

3 comentarios:

touching the balls dijo...

Cantará también Bill Murray el 'More than this'?

Anónimo dijo...

A mí, que me den a la Scarlett, que ya verá, ya

Anónimo dijo...

Hola! Qué gran película es Husbands & Wives, estrenada en 1992, poco después de dejar a Mia para liarse con Soon Yi.