miércoles, 26 de septiembre de 2007

Ni chicha ni limoná



Vengo del quiosco de gastarme 50 céntimos en el nuevo periódico de tirada nacional (española, para entendernos) que el muy crecido Jaume Roures, amo de Mediapro -a ver dónde ha hecho este tipo su fortuna, por cierto- ha puesto en marcha. Me han regalado además una película, 'Los lunes al sol'; buen film, aunque visto en su momento no siento ninguna necesidad de repasarlo. Vale, el diario, que me despisto.


Digámoslo ya. Flojo, flojo este 'Público'. No diría malo, pero sí decepcionante. El concepto, en sí, ya me parece que no va a ningún lado; eso de diario popular a medio camino entre los gratuitos y los de pago constituye un limbo al que ha ido a parar 'El Periódico de Catalunya' -vende 170.00 ejemplares cuando rebasaba con creces los 200.000- del que resulta difícil salir salvo en ocasiones puntuales a fuerza de regalos y promociones.


La primera página -alguien me dijo una vez que los diarios no tienen portada- recuerda un poco al último 'Diario 16' o a aquel efímero proyecto made in Barcelona que fue 'El Observador'. Pero lo que llama la atención de esta primera es la apuesta decidida, todo o nada, por un tema de investigación sobre ETA: 'El hombre que hundió la tregua'.


Asimismo, páginas 2 y 3 para desarrollar una información más propia de una edición dominical que del espacio más importante de un periódico el día de su nacimiento. Una buena exclusiva hoy sería lo propio, pero esta suerte de perfil-recapitulación sobre la cúpula etarra deja al lector más bien frío.


En páginas interiores, mucho destacado, buenas infografías, unos titulares que no abusan del cuerpo de letra y una sensación general de temas fuera de agenda, con más aspecto de curiosidades que de noticias. Es decir, vuelta a lo de los diarios gratuitos. Y como los nuevos tiempos demandan mucha interacción con el lector, algunas piezas incluyen webs de consulta por si alguien quiere saber más.


Aunque quiere pasar por descentralizado, con ediciones para Madrid, Andalucía, Cataluña e imagino, resto de España (Ciudades), el único fet diferencial de ?Público' que he encontrado son la cartelera cinematográfica y la programación televisiva. O esto cambia o en la tierra del pan con tomate no se van a comer nada.


Dejo el final para el final. No sé si me explico. A ver, la última página es una especie de portada de Deportes qcuyo protagonista hoy es Ronaldinho, con una información sosa sobre su mal momento en el Barça. Ojo, las páginas de esta sección se leen, por importancia, hacia detrás. Bien, tras el Gaúcho, una larga y correcta entrevista a Raúl, tampoco muy noticiable. Y la última página de la sección, Vuelta Ciclista y un trío de fotonoticias...


...pero nada del partido de Liga jugado anoche entre el Sevilla y el Espanyol (2-3). Empezamos mal. Lo de las horas de cierre ya no se aguanta por ningún lado, y no se puede tirar un periódico a la calle sin la crónica de un partido nocturno. Que hoy se habrán imprimido muchas decenas de miles de diarios y que eso condiciona el reparto, vale; pero si esto ocurre con un acontecimiento previsto, el día que suceda algo inesperado a la hora de cenar habrá que ir a leerlo a otra parte. Por de pronto, habrá que darle un voto de confianza -wait and see- hasta el momento de elevar conclusiones más definitivas.


Conozco a algunos periodistas implicados en esta aventura, y en algunos casos me sorprende que se hayan embarcado en este asunto. Aunque el dinero me parezca siempre el más válido, no puede dejar de extrañarme ver alguna que otra firma por ahí metida en menesteres muy alejados de otros que podrían desempeñar. En fin, en periodismo ya no me extraña (casi) nada.


Tema del día: 'Dandy del extrarradio', SIDONIE


2 comentarios:

Geert dijo...

Sobrevalorado, muy oportuno, tu último post. Aquí entre volcanes, como que hubiera sido algo difícil enterarme de cómo ha salido este niño.

martinidemar dijo...

Me dejó exactamente igual que a tí, después de tomarme un mollete con café con leche en un bar de toda la vida al lado de un pub inglés con retratos victorianos. Sí me gusta que se ocupe de opinión Rafael Reig, me gustaba lo que hacía en El Cultural, me gusta su blog, algo de Hotel Kafka y me gusta la novela que me estoy leyendo, Sangre a Borbotones. Por lo demás, me da ya un poco de grima la estética buen rollo de la redacción. Es que me estoy volviendo muy carca.