martes, 22 de enero de 2008

El bosque de Tallac, a lo bestia



Al igual que en aquella legendaria serie que tan buenos ratos nos hizo pasar años ha, yo también les voy a hablar de osos. No, nada que ver con la noche gay, siento decepcionarles. Se trata de que el otro día adquirí por un euraco el DVD de un documental al que le tenía ganas desde hacía tiempo y casualmente venía con 'El País'. Me refiero a 'Grizzly man', de Werner Herzog.


Que la mejor película que he visto en meses sea un documental da idea de que veo pocos films y encima elijo mal. En fin, no hablemos de mí, aunque soy mi tema favorito. Hagámoslo de este impagable documento sobre Timothy Treadwell, un tipo inclasificable que se pasó 13 veranos en una reserva natural de Alaska con los osos pardos grisáceos, conocidos allí como grizzlies.


Este seudoecologista filmó unas 100 horas de material impagable, aproximándose mucho más de lo que el sentido común indica al depredador más grande que anda por la Tierra. Resultado: en 2003, cuando estaba a punto de recogerle un hidroavión como cada año, el pobre Timmy acabó siendo la merienda de uno de estos animalitos.


A él no debió de importarle demasiado, ya que amaba tanto a estas bestias que acabar en la panza de uno de ellas no le parecía tan mal final. Lo peor es que su novia, que le acompañó los dos últimos años, acabó asimismo en el menú del oso.


Por lo que he contado, quizás les parezca una historia entre freaky y truculenta. Tiene algo de la dos cosas, pero Herzog, el director de delirios geniales como 'Aguirre o la cólera de Dios' o 'Fitzcarraldo', aprovecha el material de Traedwell y traza un fantástico retrato, sensible y realista, de un tipo que a veces parece un ángel, y a veces un idiota redomado.


La reconstrucción de la historia que llevó a Treadwell a querer vivir como un oso casi tres meses al año, y que les llevó a él y a su chica a la muerte, está plasmada con un tacto ejemplar por Herzog. Momento tremendo: el cineasta escucha por unos auriculares el sonido capturado por la cámara de vídeo de Treadwell en el momento de ser atacados por el oso que se los zampó.


Así que ya saben; para compensar el mal sabor de boca de mis últimos comentarios cinéfilos, aquí les dejo una recomendación muy sentida. Ya me contarán qué les ha parecido 'Grizzly man'. O no.


Tema del día: 'Let me be your teddy bear', ELVIS PRESLEY

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí lo de Jackie y Nuca ya me parecía bastante bestia

touching the balls dijo...

Yo la he visto y mola mazo. Aunque en el fondo deseaba que se viera como el oso se comía al pobre imbécil, jo, jo jo, que malo sooooooooooy

hostiamor dijo...

Hablando de Grizzlies, parece que Navarro va a participar en el concurso de triples de la NBA.
Para una peli que le gusta (Brokeback Mountain) y va y se muere uno de los protas. Yuyu.