jueves, 3 de enero de 2008

Cambio Sevilla por Manlleu



Con las selecciones autonómicas me pasa como con los toros: entiendo tanto las posturas a favor como en contra. Me parece que partidarios y detractores cuentan con argumentos más o menos sólidos, con lo cual, allá cada uno con sus opiniones. Eso sí, los pro-autonómicos juegan a ignorar que la FIFA ha adoptado desde hace años la norma de aceptar únicamente a las selecciones de países o territorios que tengan liga propia.


Parece poco probable que los socios del Barça o del Athletic se decantaran porque su club cambiara las visitas a Sevilla o Valencia por Tolosa o Manlleu. Aparte de que supondría la ruina económica porque adiós derechos de televisión, con el consiguiente empobrecimiento de la plantilla. Porque a ver quién convence a Cristiano Ronaldo de que deje la Premier para venir a los estadios del Palamós o el Manresa.


Claro que, por otra parte, dado que el horizonte natural de España son los cuartos de final del Mundial o la Eurocopa, sería emocionante vibrar en las fases de clasificación con un Cataluña-Alemania o Euskadi-Inglaterra. Y si el ejemplo cundiera, un Melilla-Francia o La Rioja-Portugal también tendrían su punto.


Dicho lo cual, y aceptando que son opciones legítimas si así lo quiere la mayoría, que alguien me explique por qué los medios públicos de la Generalitat hacen campaña por una opción. ¿A quién le han preguntado si está a favor o en contra? ¿Cuándo se ha manifestado en un sentido u otro la ciudadanía?


El otro día, Catalunya Ràdio organizó una expedición de autocares para ir a Bilbao al partido contra los vascos. Sí, la radio pública. Antes de subir al vehículo, un señor proclama ufano ante los micros: "El partido es lo de menos, lo importante es la reivindicación". Oiga, reivindique, pero págueselo de su bolsillo.


Además, hay que ver qué ojo clínico para elegir rival. Resulta que un golpe de mano en la selección vascongada por parte del sector abertzale ha provocado el cambio de denominación: de Euskadi a Euskal Herria, con resonancia imperialista sobre oros territorios. Hasta el PNV, poco sospechoso de españolismo, se llevó las manos a la cabeza. Y nada, a reivindicar en San Mamés junto a encapuchados que dan vivas a ETA y critican la represión y torturas de las fuerzas de ocupación. Eso sí que es buscar buenos aliados.


Hablemos de fútbol. Ahora resulta que en la costillada patriótica se ha lesionado Jorquera hasta final de temporada. El seguro pagará, ojo, unos 60.000 euros. No tengo ni idea de lo que gana el portero suplente del Barça, pero no creo que sean menos de 300.000 euros. Bien, pongamos esa cifra, y como se pierde medio año, pongamos 150.000 euros que pierde el Barça. ¿Lo paga Catalunya Ràdio?


Es más, hay que fichar a otro portero hasta final de temporada. Su ficha, más el traspaso o cesión, no salen por menos de otros 500.000 euros. Gran negocio para el Barça. Bien, ¿han oído quejarse a Laporta y pedir una reunión del G14 con la FIFA par acabar con estas sardinadas? Yo tampoco.


Tema del día: 'Progresso adequadament', QUIMI PORTET


PD: Ah, Feliz Año Nuevo, que se me había pasado

4 comentarios:

Nicodemo dijo...

Aún a riesgo de ser tachado de poco patriota (aunque ya saben aquello de "un patriota: un idiota"), a mi esto de las elecciones autonómicas me parece una "Bacalá infame"...

Feliz 2008 y que los Reyes de Oriente sean justos con todos ustedes y les traigan aquello que se merezcan...

Sobrevalorado dijo...

¿las elecciones? ¿las selecciones? ¿las erecciones?

Con usted nunca se sabe..

profano dijo...

... y a mi me pagará el viaje la 2 cuando juegue la española en Madrid? Es que el partido es lo de menos lo importante es ir al comer al Astrid & Gastón! Muy recomendable por cierto...

Sobrevalorado dijo...

Hombre, yo creo que el viaje de Catalunya Ràdio lo organizaban ellos desde el punto de vista logístico, que también tiene un coste, pero que cada uno se pagaba su periplo.