miércoles, 5 de noviembre de 2008

Fiesta de la democracia



El hartazgo del aún presidente y la crisis económica. Hala, ya les he dado las dos claves de la victoria de Obama y pueden así ahorrarse innumerables análisis al respecto escritos por gente que se copia una a otra. No obstante, Sobrevalorado, acreditado conocedor de la realidad estadounidense y noctámbulo de pro, estuvo despierto hasta las 3 de la mañana no por la emoción del resultado sino por el espectáculo televisivo de la noche electoral.



Y pasa a contarles algunas cosillas. Gracias a Digital +, mi menda lerenda pudo asomarse no sólo a Antena 3, TV3, TVE y Cuatro sino a la CNN int., FOX News, BBC World, CNBC , Al Jazzeera, Euronews y France 24. Sí, da para mucho la cosa, como pueden apreciar. Bien, por partes. En el apartado nacional, el montaje de Antena 3 fue el típico quiero y no puedo, con Matías Prats en Washington, invitados en Madrid y la perenne sensación de ir fusilando a las cadenas yanquis.



TVE cogió el toro por los cuernos y, además de invitados aún más impresentables -Margarita Saenz Díez a la cabeza-, optó por, en vez de repetir lo que decía la ABC, conectar directamente con ella como si la tele pública española fuera una pequeña emisora afiliada de Shreveport (Luisiana). Por su parte, TV3 aderezó su retransmisión con un documental sobre la Ruta 66 (¿?) y una entrega de Sociología USA elemental. Lo que todos ya sabemos de EEUU sin tener que haber ido a cargo de Antoni Bassas desde San Francisco. A todo esto, nadie sabe qué demonios hacía este tipo en la ciudad de los tranvías, porque allí, desde luego, no se cocía nada.



En Cuatro y CNN +, a Gabilondo se le veía cada vez más despistado y abrumado ante las nuevas tecnologías televisivas. Encima, los ex corresponsales de 'El País' en EEUU que le acompañaban eran la alegría de la huerta envasada al vacío. Claro que lo mejor era poner La Sexta -Buenafuente haciendo tontadas conMiguel Bosé- o Telecinco -Gran Hermano, basura de cinco estrellas- para consolarse.



Así que me pasé a las teles internacionales, es decir, estadounidenses. Porque las demás tampoco eran tan diferentes de las patrias. Pero la CNN, amigos, es harina de otro costal. Para la ocasión se sacaron de la manga una pijada tremenda: la periodista que cubría en Chicago la noche electoral de Obama aparecía por arte de magia en el plató donde se ofrecían los gráficos y las últimas noticias. Bueno, en realidad era un holograma conseguido gracias a 35 cámaras de alta definición, que ofrecían una escena similar a la de la princesa Leia introduciendo los planos de la Estrella de la Muerte en R2D2.


Tanto CNN como Fox News ofrecían faldones con marcadores que cambiaban de estado e incluso entraban a dilucidar el reultadio en condados clave de Indiana o Florida. Eso sí, salvo escasas excepciones, hasta mi hora de zzzzz, todos los tanteadores que mostraban las cadenas españolas e internacionales ofrecían proyecciones -resultados en base a sondeos- sin avisar de que eran eso y no otra cosa. Premio para TV3, que fusilaba las proyecciones de no sé quién y aventuraba sin citar fuentes resultados mucho más audaces que, por ejemplo, la CNN.



En cuanto al matiz ultraconservador de Fox, ni rastro mientras iban saliendo los datos. Y su presentación gráfica era de las más claritas. Que sean unos iluminados no quiere decir que no hagan las cosas bien.



Vídeo del día: 'Living in America', JAMES BROWN


4 comentarios:

el barón rampante dijo...

¡Yes we can!

Nicodemo dijo...

Ha habido unas elecciones en los USA?

Anónimo dijo...

Como mola la princesa LEIA
EL FUTURO YA ESTA AQUI!!!!!

Sobrevalorado dijo...

EL FUTURO YA ESTA AQUI!!!!!....

...y yo caí / enamorado de la moda juvenil / de los chicos, de las chicas de los maniquís....