miércoles, 7 de noviembre de 2007

Pedir la voluntad



'Me gusta pero no me enloquece' es mi frase hecha para hablar de Radiohead. La verdad es que hacía años que no les prestaba demasiada atención, quizás porque 'Hail to the thief' (03) me decepcionó enormemente, con lo que la noticia de que ahora editaban un nuevo álbum tampoco me llevó a dar palmas con las orejas.


Pero hete aquí que la banda se presenta con la novedosa idea de regalar su contenido en internet. Si querían atraer mi interés, lo han conseguido. Por si alguien se ha despistado y no ha oído hablar del asunto en las últimas semanas, la cosa es que 'In rainbows' puede descargarse de la red con sólo rellenar un formulario en la web del grupo.


¿Gratis? Sí y no. Los autores de 'Karma police' sólo piden la voluntad. Una de las casillas a rellenar es cuánto pagas por la descarga, en libras esterlinas, por cierto. Si elucubran sobre cuánto ha pagado servidor, han acertado. Nada. No por tacañería, sino que he optado por escuchar el disco ahora y, si me gusta, comprar el CD normal y corriente, que saldrá a la venta en enero.


De hecho, según tengo entendido, los músicos entienden que, total, si con el emule y otros artilugios la gente lo puede tener gratis, para que no saltarse pasos y llegar directamente al público. No obstante, además de la descarga digital, los fans irredentos tienen la opción de pedir en la misma web el pack especial.


Por 40 libras, casi 60 euros, te envían a casa el CD, otro CD con temas extra, dos vinilos con todos los temas, además de un lujoso librito con fotos de qualité y las letras. Ah, y un código para efectuar además la descarga de internet. Teniendo en cuenta que los envíos de este combinado empezarán a salir el 3 de diciembre, imagino que la descarga por la cara como la que yo he hecho es por tiempo limitado.


Desde luego, imaginación no les falta a estos chicos. El tiempo dirá si es un sistema válido o una astracanada, pero denota interés por cambiar la manera de hacer las cosas. Y no son los únicos, grandes leyendas como Prince o Ray Davies han regalado sus últimos trabajos en el Reino Unido con la compra de un diario. Más de un millón de ejemplares cada uno, que no se destacan precisamente por sus ventas recientes.


¿Y qué tal 'In rainbows'? Pues... aún no lo sé. No está mal, pero con tres escuchas tampoco me parece una obra maestra. Menos ladrillo que 'Hail to the thief', más accesible que 'Kid A' o 'Amnesiac' y más arriesgado que los anteriores. Es todo lo que puedo decir de momento. Ya les contaré.



Tema del día: 'House of cards', RADIOHEAD


1 comentario:

touching the balls dijo...

me lo compro? me lo bajo? me lo pirateo? total, a mí no me gusta radiolé o como se llamen