jueves, 3 de mayo de 2007

Empacho de foie



En circunstancias como las inminentes elecciones presidenciales en Francia me viene a la mente siempre la misma cuestión. ¿Le dedican los medios galos tanto tiempo a los comicios en España como hacemos aquí a la inversa? Veamos 'El País', con las dos primeras páginas de Internacional dedicadas al asunto. Y le siguen por el mismo camino 'El Mundo', 'Abc', 'La Vanguardia' o 'El Periódico'. Me cuesta mucho creer que 'Le Monde' o 'Le Figaro' hicieran lo mismo.


Ojo, no digo que esté mal hecho, pero me llama poderosamente la atención la fijación que hay en España con la actualidad internacional, incluso en la televisión. Porque los diarios se dirigen a un público más selectivo, en concreto, el que se gasta un euro en el periódico. Pero las teles son otra cosa. Si el principal criterio a la hora de configurar una programación es la audiencia, me cuesta mucho creer que las guerras internas que Segolène Royal ha ganado dentro de su propio partido le interesen a los españoles que comen con el telediario -el que sea- puesto.


Mi particular teoría, nada científica, como acostumbro, vincula la fijación con lo que sucede fuera -especialmente en Francia- con la generación tapón que sujeta las riendas de la mayoría de medios de comunicación y se resiste a soltarlas. Como España estuvo desinformada sobre lo que acontecía en el exterior durante muchos años, a la que se acabó el franquismo sobrevino la ola internacionalista. Y como en los años de dictadura y en los primeros de la Transición, el referente democrático en el que mirarse era el vecino hexagonal, de aquellos polvos surgieron estos lodos.


Anécdota relacionada. Servidor llama al diario barcelonés para el que trabaja para despedirse. Un cargo medio, de los que aguantan el día a día del periódico, me pregunta si ya he hablado con el número 2 de la redacción, encargado de lidiar con asuntos como mi marcha. Respondo que no. "Claro, estará muy liado en su despacho leyendo 'Libération' mientras los que sacan el periódico adelante salen por la ventana", aseguró mi interlocutora, en relación a una sangría de periodistas que padecía el diario por aquel entonces.


Dicho lo cual, me parece estupendo que el debete televisado entre Sarkozy y Royal pudiera verse anoche a través del Canal 24 Horas de TVE o del 3/24 de TV3. Pero de ahí a abrumar con las intrigas cortesanas de la alta política gala, como viene sucediendo toda esta semana en las distintas cadenas, media un mundo.


Claro que no todo tiene que ser como el pseudoperiodismo de Antena 3, que consiste, básicamente, en sucesos truculentos y en presentar estudios del tipo 'El 23% de los españoles se muerde las uñas' aderezados con testimonios de un señor que pasa por la calle. ¿Noticias? ¿Análisis? No me hagas reír, que cantaban Astrud.



Tema del día: 'Aujourd'hui, Maintenant', EXPERIENCE



PD: Bien por la final de la Champions!!!


2 comentarios:

croissant dijo...

Vive la France

bidet dijo...

allons les frères...