miércoles, 2 de mayo de 2007

Tarugo vs. paquete



Sí, amigos balompédicos, el inflamado duelo entre Liverpool y Chelsea, el choque que daba el pasaporte a la final de la Champions, la pugna a cara de perro entre Benítez y Mourinho... la dilucidaron, entre otros, dos artistas del borceguí como Zenden y Geremi. Cosas veredes, amigo Sancho, decía Don Quijote; pero, desde luego, mi menda lerenda no esperaba ver ésta en concreto.

El recuerdo de Boudewijn Bolo Zenden entre los aficionados blaugranas se mantiene imborrable y suele ser éste: el Barça de Van Gaal, que pierde contra el Valencia de Cúper, se vuelca en ataque hasta que el balón arriba al rubio holandés en la posición de extremo izquierdo, que finta, amaga y finalmente logra centrar... al culo de Angloma. Saque de banda. Y así una y otra vez.

Tras unas erráticas campañas en el Middlesbrough, donde jugaba más en el doble pivote que pegado a la cal, Zenden recaló el año pasado en el Liverpool. No juega mucho, pero claro, teniendo en cuenta que, según tengo entendido, Benítez no ha repetido alineación en toda la temporada, algunos huecos encuentra. Eso sí, su presencia ayer como titular, jugando 120 minutos y abriendo -con éxito- la tanda de penaltis se me antoja, cuando menos, curiosa.

Porque el hombre no jugó ni bien ni mal, corrió como un gamo y lo dio todo, pero de fútbol, poca cosa. Eso sí, tiró un penalti la mar de bien. Yo, que iba con el Liverpool, me tuve que tragar mi pánico inicial al ver que este muchacho era el que abría el turno desde los 11 metros.

Lo de Geremi también tiene coña. Toshack se lo trajo de Turquía y lo instaló en el Madrid pregaláctico, donde se convirtió en el perejil de todas las salsas. Cuentan por ahí que, a punto de ya de dejar el club, y con el recién fichado Zidane a su vera, el nigeriano se puso a gritar entre risotadas que en aquella mesa de desayuno estaban sentados los dos mejores jugadores de África. La bomba, el chaval.

El Chelsea en el que recaló tampoco era el flamante juguete de Abramovich actual, pero el hombre se ha mantenido contra viento y marea mientras mejores futbolistas han tenido que dejar Londres. Puede que si Mourinho lo mantiene sea por algo: Le tiene tanta fe que anoche lo sacó al campo sólo para tirar el penalti. El lateral africano soltó un latigazo con el único propósito de atinar entre los tres palos, pero le salió tan centrado que Reina lo atajó con comodidad.


Lo de Zenden y Geremi admito que tiene coña, pero hay cosas que ya no me hacen tanta gracia. Verbigracia, Frank Lampard, que lleva año y medio fatal. Ahora que renacen los rumores del trueque con Deco, no sé yo si nos vamos a dar de cabeza contra una pared. Y otra cosa, ahora que Reina (por un día, je, qué original) acapara portadas, me reafirmo. Por muchos penaltis que pare, no es fiable, y en los 120 minutos de ayer sólo recibió un disparo al cuerpo.


PD: Ciutadans de Catalunya que no ven la serie 'Héroes', les aviso de que hoy miércoles 2 arranca la emisión de la misma en TV3. No se la pierdan, a pesar del doblaje tipo 'toquem el dos'.



Tema del día: 'She sells Sanctuary', THE CULT


3 comentarios:

hostiamor dijo...

Leí hace tiempo en tu blog (que por cierto está muy currado) una crítica a Pepe Reina como uno de los sobrevalorados. Estoy de acuerdo contigo pero creo que ayer nos tuvimos que comer nuestras palabras.
Si cuando muera el actual Papa, los jugadores del Liverpool y en especial el portero, alegan que estaban pensando en él, ya tienen un milagrito para hacerlo santo.
Hay que ver lo bien que funciona entrenar para luego tener fondo y potencia.

Anónimo dijo...

Reina lo que tiene es mucha potra

Anónimo dijo...

hostiamor tiene razón: Hay que ver lo bien que funciona entrenar para luego tener fondo y potencia