miércoles, 25 de abril de 2007

El párpado del puercoespín



Sólo dos de las 13 nuevas canciones de Los Planetas escapan a la clasificación tradicional de los palos flamencos. Servidor, al que le parecía una exageración hablar de flamenco sin haber escuchado el álbum, ya ha cambiado de opinión. Esto es flamenco en el sentido en que lo era 'Omega', el rompedor trabajo de Enrique Morente con Lagartija Nick, que ya ha cumplido una década.


Entre su vertiente jonda y las aristas psicodélicas que acaban por darle forma, no se puede decir que 'La leyenda del espacio' sea un disco fácil. Pero desde luego, tiene algo. El arranque, con 'El canto del bute', da lisa y llanamente miedo. 'En 'Si estaba loco por ti', un mantra de guitarras evoluciona hasta un final paroxístico poco apto para profanos. 'Reunión en la cumbre', por el contrario, enlaza con los penúltimos Planetas, los de 'Contra la ley de la gravedad'.


'La verdulera' aporta calidez sureña, al estilo del Grupo de Expertos Solynieve. Empieza 'Ya no me asomo a la reja' -un catálogo sonoro de pedales para guitarras- y pienso que se asemeja a 'Corrientes circulares en el tiempo'. Con 'Negras las intenciones', vuelta al ambiente aflamencado del Sacromonte preturístico.


En 'Si me diste la espalda' se aprecia el eco de unos Planetas más rockeros, más de la época de 'Unidad de desplazamiento'. También me retrotrae a esa época 'Deseando una cosa', que se perfila como momentazo en directo. 'Entre las flores del campo' se me hace de lo menos llevadero del álbum, una canción algo cansina para mi gusto; bueno, salvo unos dibujos con la guitarra muy conseguidos.


Más ortodoxia flamenca aporta 'La que vive en la carrera', una gran canción en la que destaca el trabajo de la batería. Las 'Alegrías del incendio' ya se conocían desde hace tiempo, aunque con otro título. Un clásico instantáneo en la trayectoria de los granadinos. 'Sol y sombra' pasa algo desapercibida y me recuerda los comentarios de mi amigo S., que odia el timbre de voz del cantante de Los Planetas. El cierre lo pone el gran Enrique Morente, que canta 'Tendrá que haber un camino', dedicada al fallecido Sideral.


'La leyenda del espacio' es, cuando menos, una apuesta ambiciosa. El tiempo dirá si J y compañía se han equivocado por esta senda, pero, después de un trabajo fallido como 'Contra la ley de la gravedad', su particular lectura del vademécum flamenco resulta estimulante. Ir a la contra les sienta realmente bien.


Tema del día: 'Deseando una cosa', LOS PLANETAS

4 comentarios:

DAVID (¿Y CLAUDIA?) dijo...

Pedazo de disco, me parece a mí. A ver en directo qué tal.

Anónimo dijo...

sEGURO QUE ES MEJOOOOOOOOOOOOOOOOOR.....

SON LOS MAS GRANDES

Anónimo dijo...

Genial. Obra maestra

touching the balls dijo...

¿Cómo se dibuja con una guitarra? ¿Y lo de momentazo? ¿eres boris izaguirre? ¿desde cuando? ¿final paroqué?

jajajajaja